Gracias a nuestra experiencia como escuela de danza y baile en Getxo, queremos acercarte en este post las principales características del ballet. Este tipo de danza se basa en unos movimientos muy estudiados y cuidados, y un control total del cuerpo. Es por eso que se recomienda iniciarse en este arte a edades muy tempranas, de manera que el niño pueda ir asimilando sus características de una forma natural.

Quizá una de las características principales del ballet que enseñamos en nuestra escuela de danza y baile en Getxo es que el protagonista, el bailarín, siempre buscar estar de frente al público, de manera que se produzca entre ambos sujetos una conexión especial, alimentándose cada uno de los sentimientos del otro.

Además, el ballet siempre busca la verticalidad, alejándose de la horizontalidad del suelo. Esto choca frontalmente con otro tipo de danzas y expresiones artísticas en las que el sujeto puede ayudarse del piso para su expresión. Como decimos, en este baile clásico se utilizará exclusivamente para las caídas y sostenerse.

Otro de los puntos diferenciales del ballet tiene que ver con sus movimientos. Estos resultan muy exigentes y rigurosos para el bailarín. En ellos siempre se buscará la elegancia, la finura y una ejecución perfecta que derive en belleza plástica. Durante la ejecución de cada pieza, el bailarín no dispondrá de demasiada libertad de actuación, puesto que cada desplazamiento estará minuciosamente preparado y ensayado.

Aunque pueda llegar a sonar raro, en ocasiones, la música es una simple excusa para la danza, puesto que siempre será algo secundario. En el Estudio de Danza Begoña Zabala estaremos en disposición de ofrecerte las mejores clases de danza clásica y moderna.