La imagen de un grupo de personas de la tercera edad practicando baile de salón es algo que todos habremos visto en alguna ocasión. Y una de las razones, al margen de la diversión y una forma de socializar, es el beneficio que les reporta. En la escuela de danza y baile en Getxo es una de las clases más solicitadas por personas adultas y de la tercera edad, por sus innumerables beneficios que vamos a explicar en las siguientes líneas.

En el Estudio de Danza Begoña Zabala damos clases de bailes de salón, que son buenos para mantener la forma física o mejorarla según los casos, además de mejorar la salud mental. En el plano físico, ayudan a fortalecer numerosos músculos, especialmente los localizados en las piernas, brazos y caderas, además de ayudar a evitar los molestos dolores de espalda. También las articulaciones resultan reforzadas y se evitan problemas de sedentarismo tan propios de las edades avanzadas, como pueden ser la obesidad, la hipertensión, la diabetes, la osteoporosis y el sobrepeso.

Uno de los grandes temores de las personas de la tercera edad es la soledad. Con los bailes de salón que pueden aprender en la escuela de danza y baile en Getxo, con clases para todas las edades y niveles, los ancianos tienen una forma de socializar, de encontrar amigos nuevos e, incluso, en personas viudas o separadas, a encontrar pareja, algo en lo que nunca habrían pensado seguramente.

Los bailes de salón también ayudan a relajarse y a superar el estrés, la ansiedad y la depresión que les causa la soledad o el estar lejos de sus familiares, mejorando en términos generales su estado de ánimo.