Una de las actividades que podemos encontrar en una academia de ballet en Getxo es el yoga. Una práctica que goza de bastante popularidad en la actualidad, pero que muy pocos saben de dónde proviene.

La ejercitación del yoga es muy diferente a como se practicaba en la antigüedad. Hablamos de hace unos cien años o incluso un milenio. Nada tiene que ver con lo que podemos encontrarnos a día de hoy en una academia de ballet en Getxo

El origen del yoga no es fácil de precisar. Son muchas las teorías que lo sitúan hace 5000 años, los hay que afirman que es una disciplina atemporal más antigua que ningún escrito que la reconozca y basada en antiguas tradiciones. Lo cierto es que se han encontrado restos arqueológicos relacionados con una civilización del Valle del Indo (3000 - 1800 a. C.) donde se demuestra que realizaban una forma de yoga.

El yoga ha evolucionado con el paso de los siglos, se habla de él en varios periodos; yoga prearcaico, védico, preclásico, clásico y posclásico. Esta milenaria cultura ha llegado a nosotros por el conducto que formaban en el pasado maestro y discípulo, donde se revelaban sus enseñanzas de forma secreta.

Swami Vivekananda fue el monje hindú que introdujo el yoga en Occidentee. En su primera clase no enseñó ninguna postura, solo se centró en visualizar, meditar y hacer respiraciones. Y es que la India es considerada el epicentro internacional del yoga, y la filosofía que representa es el mundo interior. Por otra parte, el pensamiento occidental lo ha utilizado como un remedio muy aconsejable para la mejora de la salud.

En cualquier caso, está demostrado que la práctica de esta magnífica actividad es muy recomendable. Ponte en contacto con nosotros en el Estudio de Danza Begoña Zabala y estaremos encantados de atenderte.