En nuestra academia de ballet de Getxo aprenderás desde la base esta práctica. En este post queremos repasar los pasos básicos por si quieres ir haciéndote una idea.

 

Empezamos por el adagio, una sucesión de movimientos lentos y elegantes. En el allegro tenemos todos los movimientos brillantes y rápidos. Gracias a estos pasos el bailarín logra ligereza y suavidad. Por otro lado, el arabesque es una de las posiciones básicas del ballet clásico. Con el cuerpo de perfil, hay que apoyar una pierna extendida hacia atrás con las manos colocadas en varias posiciones. En el Estudio de Danza Begoña Zabala te enseñaremos que la meta es crear la línea más larga posible desde la punta de los dedos de la mano a los dedos del pie. El assemblé es un paso en el que un pie se desliza sobre el suelo antes de ser lanzado al aire. 


Prosiguiendo con la terminología del ballet clásico, es básico recordar que cuando hablamos de balance estamos haciendo mención al paso de balanceo que alterna el equilibrio mediante el vaivén del peso de un pie al otro. Por su parte, el ballon es saltar elevándose del suelo, haciendo una pausa en el aire y descendiendo al final para rebotar suavemente. Ten en cuenta que todos los pasos de elevación empiezan y acaban con un plié. En nuestra academia de ballet de Getxo aprenderás que hay dos pliés principales: grand plié o flexión completa de las rodillas y demi-plié o flexión media de las rodillas. Son ideales para preparar el cuerpo al comienzo de la clase. Recuerda que el calentamiento es algo elemental a la hora de practicar ballet.