Ya sabes que en nuestra escuela de danza y baile de Getxo puedes practicar desde bailes de salón hasta ballet, Pilates o funky. Sin embargo, en este post queremos centrarnos en una de las posibilidades de este amplio abanico: la danza moderna o contemporánea.

Se trata de una expresión corporal artística constituida por una serie de movimientos libres e ideas abstractas. De alguna manera, la danza moderna se antepone a los principios de ballet clásico. Si en este los movimientos son áereos y elevados, en la danza moderna los pasos se arraigan más en la tierra. En el Estudio de Danza Begoña Zabala impartimos clases de una danza moderna que empezó a evolucionar a comienzos del siglo XX. Fue entonces cuando los bailarines comenzaron a experimentar con nuevos pasos y formas de expresión artística. Se trataba de una forma de baile que no respondía a ninguna regla preestablecida de antemano. Para quienes comenzaron a desarrollar la danza moderna, esta era una forma de expresar sus contradicciones y conflictos. Poco a poco fue ocupando su lugar en el mundo del baile gracias al impulso de bailarinas como Loie Fuller, Isadora Duncan y Ruth St. Denis. Todas se rebelaron contra las rígidas normas del ballet clásico y empezaron a ver la danza como una forma de expresión artística más que como un mero entretenimiento. En los años 30 del siglo XX aparecieron bailarines como Martha Graham y Charles Weidman que consiguieron que la danza moderna fuese respetada ya como un arte legítimo.

En definitiva, en la danza moderna no existen pasos estructurados propiamente dichos. El suelo forma parte imprescindible del espacio coreográfico. De ello te darás cuenta cuando te apuntes a las clases de nuestra escuela de danza y baile de Getxo.